Embriones congelados, preparación para la transferencia

embriones congelados, preparación para la transferencia

¿Sabes cómo funciona el tratamiento para una transferencia de embriones congelados?

 

Cuando no es posible transferir los embriones en fresco, estos se congelan para programar la transferencia más adelante. Los motivos pueden ser varios: necesidad de realizar un diagnóstico preimplantacional, endometrio que no crece adecuadamente, análisis de sangre que no están dentro de la norma, ecc. 


En todos estos casos, la indicación es congelar, o mejor dicho «vitrificar» los embriones. La transferencia tendrá lugar en un segundo momento, cuando se darán las condiciones adecuadas para garantizar mayores tasas de embarazo.

 

¿Cuándo se congelan los embriones?

 

Lo más frecuente es que los embriones se vitrifiquen cuando sobran, es decir, cuando además del embrión transferido, existen otros embriones de buena calidad que pueden ser implantados.

 

En estos casos los biólogos proceden a la vitrificación, que consiste en sumergir los embriones en nitrógeno líquido a -200º. Los embriones pueden permanecer congelados durante mucho tiempo, ya que no pierden su calidad con el paso de los años.

 

¿Cómo funciona la preparación para la transferencia?

 

Cuando nos encontramos ante una transferencia de embriones congelados, pueden existir dos procedimientos de preparación:

 

    • en ciclo natural

 

    • en ciclo sustituido

 

La transferencia en ciclo natural implica una preparación endometrial basada en la ovulación espontánea de la paciente. Consiste en un seguimiento continuo del crecimiento folicular y no obliga al paciente a tomar medicamentos.

 

La paciente se somete a ecografías y análisis de sangre periódicamente, la primera ecografía a los 5 días del inicio del ciclo menstrual y luego cada 2 o 3 días.


Cuando el folículo dominante alcanza los 18mm, la paciente deberá inyectarse HCG para hacerla ovular.  36 horas después comenzará a tomar progesterona por vía vaginal, durante 3 o 5 días, dependiendo de cuándo se congeló el embrión.

 

Algún inconveniente…

 

El único inconveniente de la preparación con ciclo natural es encontrar un médico disponible para realizar ecografías y controles hormonales con poca antelación.  De hecho el crecimiento folicular no se puede controlar de otra forma.


La transferencia en ciclo sustituido implica el uso de estrógenos a partir del segundo día del ciclo menstrual. Aproximadamente a la semana de iniciar la preparación se indicará una ecografía vaginal y pruebas de estradiol y progesterona para ver cómo va creciendo el endometrio.

 

Si el crecimiento se ajusta al plan terapéutico  se procederá a la organización de la transferencia. El endometrio tiene que tener aspecto trilaminar y haber alcanzado un mínimo de 7mm. La paciente comienza a tomar progesterona y la transferencia será a los 3 o 5 días.  Dependiendo de si el embrión fue congelado al 3er día de desarrollo embrionario o en estado de blastocisto.

 

Si el endometrio no ha alcanzado los parámetros indicados, lo médicos pueden indicar de aumentar la dosis de los fármacos y repetir la ecografía. También existe la opción de  interrumpir la estimulación y volver a intentarlo con el siguiente ciclo.

 

El inconveniente de este tipo de preparación es que la paciente deberá tomar medicamentos a partir del 2º día del ciclo menstrual y durante aproximadamente 12 semanas.  En caso de que la prueba de embarazo sea positiva. Por otro lado, sin embargo, será más fácil organizar la transferencia. Al tener que hacer sólo 1 o 2 ecografías, será menos estresante para la paciente afrontar todo el proceso de preparación endometrial.

 

¿Cuál es la tasa de supervivencia de los embriones congelados?

 

El porcentaje de supervivencia de los embriones congelados es muy alto.  Hasta el 80%, pero no en todos los centros, ya que depende de muchos aspectos: en primer lugar el estado del embrión antes de ser congelado. Por supuesto, un embrión en etapa de blastocisto clasificado como 5AA tiene muchas más posibilidades de sobrevivir que un embrión del día 3 o un blastocisto poco expandido.

 

Pero ojo, que como siempre decimos, un embrión cromosómicamente sano, que por tanto ha realizado un Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), puede no ser morfológicamente perfecto, pero sus posibilidades de embarazo son muy altas.

 

Muchas pacientes suelen pensar que el 2º o 3º embrión que han congelado, cuya clasificación morfológica es inferior al ya transferido, no tiene posibilidades de embarazo. No es así, hay que confiar en el criterio de los biólogos que realizaron la vitrificación.  Hay posibilidades reales de que el embrión sobreviva a la congelación y a la transferencia embrionaria.

 

Naturalmente, la calidad del laboratorio de cada centro de PMA es fundamental a la hora de realizar un tratamiento. El tipo de instrumentos utilizados, los medios de cultivo, la oxigenación del laboratorio, la experiencia de los biólogos son pluses que aumentan la garantía de éxito de los tratamientos. Por este motivo, es muy importante la elección del centro PMA al que acudir para hacer realidad tu deseo de formar una familia.

 

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo para promover la difusión de información útil en materia de Procreación Médicamente Asistida.

 

 

Sígueme en  Instagram

 

Angela Arlotta

arlotta.angela@gmail.com

Soy especialista en Atención al Paciente. Este Blog es mi proyecto más personal y visionario desde donde pongo al alcance de todos mis seguidores, con mucho rigor científico, mis conocimientos y experiencia en la atención de miles de pacientes de fertilidad durante más de 12 años. Mi misión es ser de ayuda práctica para los pacientes y también un importante apoyo emocional.

No Comments
Leave a Comment:

×