Blastocistos y los riesgos de embarazo gemelar

blastocisti e gravidanza gemellare

La transferencia en el quinto día de desarrollo del embrión, y por tanto en la fase de blastocisto, proporciona más información sobre los embriones.

 

El desarrollo al estadio de blastocitos permite elegir el mejor embrión para transferir, lo que aumenta las posibilidades de embarazo en un tratamiento de fecundación in vitro. Pero la transferencia de dos embriones en dicha etapa resulta muchas veces peligrosa por la relación que existe entre los blastocistos y el riesgo de embarazo gemelar.

 

En los últimos años ha habido notables avances tanto en las técnicas de reproducción asistida como en la comprensión de la biología del desarrollo embrionario. Por ejemplo, mediante la ICSI las tasas de fecundación del embrión se sitúan en torno al 80%. Por supuesto, la capacidad de fecundación depende tanto de la calidad del ovocito como de la calidad del esperma. Otro avance importante es el Test ERA, que permite sincronizar el día de la transferencia embrionaria con el momento óptimo de receptividad endometrial, mejorando la implantación y las posibilidades de embarazo.

 

Desde el momento en que se produce la fecundación, el embrión comienza una fase de desarrollo en la que se produce una primera división celular. Al quinto día, alcanza una masa compacta de desarrollo embrionario, ya en la fase de blastocisto.

 

Capacidad de implantación del blastocisto


Cuando hablamos de biología sabemos a priori que estamos hablando de una ciencia inexacta en la que ningún dato se da por sentado.

 

Aunque el entorno de desarrollo en el laboratorio nunca es igual al del útero materno, el desarrollo en la etapa de blastocisto permite una mejor selección embrionaria. De hecho, a pesar del uso del time-lapse, la transferencia en el tercer día de desarrollo embrionario ya casi no se realiza.

 

En un tratamiento de recepción de ovocitos, las tasas de implantación de un embrión en fase de blastocisto se sitúan en torno al 63-65%. Así, el blastocisto ofrece a la paciente la posibilidad de transferir un embrión sobre el que se dispone de más información. Igualmente, sólo los embriones con altas posibilidades de implantación consiguen llegar al quinto o sexto día de desarrollo.

 

La clasificación del blastocisto es siempre y en todo caso una clasificación morfológica.  Con el avance de la tecnología se han desarrollado nuevos métodos que permiten visualizar la morfogénesis embrionaria con una definición sin precedentes. Aún así, para estar seguros de transferir un embrión euploide, es necesario realizar el Diagnóstico Genético Preimplantacional. Esta prueba reduce (pero no elimina al 100%) el riesgo de transferir un embrión con malformaciones cromosómicas.

 

Blastocistos y riesgo de embarazo gemelar.

 

Si la capacidad de implantación de un embrión en la fase de blastocisto es alta, la transferencia de 2 blastocistos aumenta el riesgo de embarazo gemelar. Cuando una pareja se somete a un tratamiento de recepción de ovocitos, debe saber que las tasas de embarazo dependen en un 80%, por la edad de las donantes de ovocitos, chicas de entre 19 y 30 años. En la mayoría de los casos, la trayectoria de la pareja ha sido tan problemática que la ilusión de tener un embarazo es mucho más fuerte que el riesgo que puede conllevar a un embarazo gemelar, con sus efectos secundarios.

 

Todas las parejas, cuando deciden someterse al tratamiento, firman un consentimiento informado en el que indican el número máximo de embriones que desean transferir. Por supuesto, el consentimiento informado se firma al inicio del tratamiento, cuando aún se desconoce el número y la calidad de los embriones que llegarán a blastocistos.

 

¿Qué ocurre el día del transfer?

 

Ese día, el médico y el biólogo comunican a las pacientes cuántos embriones han llegado a la fase de blastocisto y su calidad. En ese momento recomiendan proceder con la máxima precaución y cautela, para evitar correr riesgos. Debido a ello, aconsejan la transferencia de un máximo de uno o dos blastocistos, en función de su calidad, la edad de la mujer, etc.

 

Tras recibir la información adecuada, los pacientes tienen derecho a elegir si quieren transferir uno o dos blastocitos. Antes de pasar por el quirófano, firmarán un consentimiento adicional en el que reiteran su deseo de transferir uno o dos embriones.

 

En conlusión, el avance de las técnicas de laboratorio en reproducción asistida han mejorado hasta un 15% las tasas de embarazo desde 2018. Estos avances han representado un gran progreso en el campo de la fertilización in vitro, ofreciendo nuevas posibilidades y esperanza a quienes buscan concebir. Y esto incluye la selección de embriones con mayor probabilidad de implantación y la prevención de enfermedades genéticas hereditarias.

 

Es obligación de las clínicas informar la relación entre la transferencia de dos blastocistos y el riesgo de embarazo gemelar. Los pacientes tendrán el derecho a elegir si transferir uno o dos blastocistos. No obstante, la decisión médica final de realizar la transferencia de dos embriones en estado de blastocisto siempre recae en el centro de reproducción asistida competente.

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE BLASTOCISTOS:

5 motivos para transferir en estado de blastocisto

Ovodonación con garantía de transfer a blastocisto

Crecen las posibilidades de embarazo en las mujeres de más de 35 años

 

[Artículo actualizado en marzo 2024]

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo para promover la difusión de información útil en materia de Procreación Médicamente Asistida.

 

Sígueme en Instagram 

Angela Arlotta

arlotta.angela@gmail.com

Soy especialista en Atención al Paciente. Este Blog es mi proyecto más personal y visionario desde donde pongo al alcance de todos mis seguidores, con mucho rigor científico, mis conocimientos y experiencia en la atención de miles de pacientes de fertilidad durante más de 12 años. Mi misión es ser de ayuda práctica para los pacientes y también un importante apoyo emocional.

No Comments
Leave a Comment:

×