¿Cuántos intentos de FIV se pueden hacer?

cuántos intentos de fiv hacer

Cuando el embarazo no llega naturalmente, preguntarse cuántos intentos de FIV se pueden hacer es una cuestión lógica.

 

Si fuera fácil establecer el número de intentos de FIV que se pueden hacer para obtener el resultado deseado, todo sería muy simple. Pero no es así. Hay varios factores a considerar. Veámoslos juntos.

En primer lugar, analicemos nuestro objetivo.

Antes de hablar sobre el número de intentos de FIV, hagamos una premisa: ¿nuestro objetivo es tener un hijo lo antes posible o estamos dispuestos a intentarlo, y a quizás perder tiempo, dinero y esperanzas para lograrlo?

 

Una vez aclarado esto, el siguiente paso es analizar la situación de manera objetiva. Cuando estás emocionalmente involucrado, tomar decisiones es más difícil. Claro está, la vida nos obliga a ser prácticos y a buscar alternativas para alcanzar nuestro objetivo, aunque no sean las que deseamos.

 

Factores a considerar para determinar cuántos intentos de FIV podemos hacer.

– Edad.

Es sin duda el primer factor. No es lo mismo realizar uno o varios intentos a los 35 que a los 42 años. La primera cosa que debemos considerar cuando hablamos de intentos son las posibilidades. Si podemos aumentar nuestras posibilidades con más de un intento, entonces tiene sentido hacer dos o tres.

 

Si estamos en una edad límite, 43/44 años, tenemos una reserva ovárica baja y ya hemos realizado uno o más intentos en el pasado, seguir intentándolo no tiene mucho sentido. Desafortunadamente, si tenemos 47 años, nuestras posibilidades son nulas.

– Reserva ovárica.

Es el segundo punto esencial a tener en cuenta antes de determinar cuántos intentos de FIV hacer. Con el paso de los años, la cantidad y calidad de los ovocitos comienzan a disminuir. Los dos principales elementos que debemos considerar para conocer la reserva ovárica son la hormona antimulleriana y la ecografía para contar los folículos antrales.


Con estos dos datos será posible determinar si vale la pena hacer más de un intento. No es lo mismo tener 38 años y una reserva ovárica de 2.8 y 7 folículos antrales que tener 42 años y la misma reserva ovárica y los mismos folículos antrales. La estimulación se realizaría, muy probablemente, con el mismo protocolo, dosis hormonales muy fuertes para tratar de madurar el mayor número posible de folículos, pero ¿el resultado?


En el primer caso, seguramente tendremos muchos más ovocitos maduros y de buena calidad que en el segundo. Si consideramos además el caso en el que a los 42 años la AMH es más baja y tenemos menos folículos antrales, entendemos que hacer más de un intento es invertir sueños, esperanzas y dinero en vano.

– Número de intentos ya realizados.

Este también es un elemento esencial a tener en cuenta. Veamos un ejemplo: una mujer soltera o una pareja de mujeres que busca su primer embarazo a los 40 años puede permitirse, si tiene una buena reserva ovárica, realizar dos o tres intentos porque no hay indicaciones de infertilidad y porque nunca ha tenido una búsqueda constante de embarazo.


Si a la misma edad una pareja heterosexual ha estado buscando un embarazo durante años y ya ha realizado intentos de FIV que no han tenido éxito, seguir intentándolo no aumenta sus posibilidades de embarazo.

 

 ¿Es peligroso para la salud el uso de medicamentos para la estimulación ovárica?

 

Muchos se preguntan si realizar tantas estimulaciones puede causar efectos secundarios. En realidad, los especialistas dicen que no está demostrado que los medicamentos utilizados en tratamientos de FIV puedan causar otras enfermedades, como el cáncer. Lo que definitivamente no se debe hacer es proceder con una estimulación hormonal si hay células tumorales en cuerpo. La salud de la persona siempre debe ser lo primero, esto nunca debemos olvidarlo.

 

La donación de óvulos, una alternativa a la medicación agresiva.

 

Aunque para muchas mujeres sea difícil de aceptar, la donación de óvulos es una alternativa que hay que tener en cuenta cuando las posibilidades de tener un embarazo con los propios óvulos son muy bajas o nulas.


Como dijimos al principio, nuestro objetivo es tener un hijo lo antes posible para comenzar a formar y hacer crecer nuestra familia. Aunque la donación de óvulos dé miedo, en muchos casos es la única forma de lograrlo.


Por lo tanto, debemos comenzar a informarnos, a considerar todas nuestras posibilidades, opciones y formas de proceder. Si no contemplamos la idea de realizar una donación de óvulos o embriones, debemos tener la capacidad de detenernos después de varios intentos de FIV para no gastar más esperanzas, salud, dinero y tiempo en vano.

 

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo para ayudarme a difundir informaciones útiles en materia de Procreación Medicalmente Asistida.

 

Sígueme en Instagram

 

Angela Arlotta

arlotta.angela@gmail.com

Soy especialista en Atención al Paciente. Este Blog es mi proyecto más personal y visionario desde donde pongo al alcance de todos mis seguidores, con mucho rigor científico, mis conocimientos y experiencia en la atención de miles de pacientes de fertilidad durante más de 12 años. Mi misión es ser de ayuda práctica para los pacientes y también un importante apoyo emocional.

No Comments
Leave a Comment:

×