FIV: de la estimulación a la punción ovárica

Fiv desde la estimulación a la punción ovárica

¿Sabes cómo funciona el proceso de FIV desde la estimulación hasta la punción ovárica?

 

En ocasiones damos por sentado que toda la información sobre un tratamiento de reproducción asistida debe ser facilitada por el centro en el momento del tratamiento. Pero el proceso FIV, de la estimulación a la punción ovárica, debe ser explicado detalladamente por los profesionales desde la primera visita.

 

De hecho, si los pacientes llegaran al tratamiento con suficiente cantidad de informaciones, todo el proceso podría ser menos traumático. A veces es lo desconocido que amplia el miedo hasta llegar a convertirse en angustia. 

 

FIV de estimulación a la punción ovárica, ¿cómo funciona?

 

El tratamiento de reproducción asistida se puede dividir en dos fases principales:

 

  • la primera fase es la que va desde la estimulación ovárica hasta la punción de los ovarios para sacar los ovocitos

 

  • la segunda fase es la de la transferencia embrionaria y  consiguiente espera del resultado del bhcg

 

Entonces, veamos cómo funciona la primera fase.


La estimulación ovárica

 

Para comprender mejor cómo funciona todo el proceso de FIV, desde la estimulación hasta la transferencia, debemos comenzar explicando la fase de estimulación ovárica.

 

Hay que hacer una pequeña premisa, cada tratamiento debe ir precedido de una consulta con el especialista. Además será necesario efectuar una serie de pruebas que sirvan para establecer el protocolo personalizado que se debe utilizar.

 

La estimulación ovárica siempre comienza el segundo día del ciclo menstrual. Previamente, habitualmente el 1º día de la regla, se debe realizar una ecografía vaginal para comprobar que los ovarios están en reposo.

 

La estimulación consiste en realizar inyecciones subcutáneas (en la barriga) durante todo el tratamiento. Las dosis de los fármacos las indica el médico que seguirá a la paciente desde la estimulación hasta la transferencia.


Duración de la estimulación y controles ecográficos

 

Habitualmente, la primera ecografía está indicada a los 4 o 5 días de estimulación. Con el resultado de la ecografía, el médico indicará cómo continuar y cuándo realizar el nuevo control (casi siempre cada 2 días). Además pedirá comprobar los valores hormonales de la sangre a través de las analíticas de estradiol y progesterona. 

 

La estimulación ovárica dura aproximadamente de 10 a 12 días. En este periodo los folículos (no todos claro) habrán alcanzado el tamaño adecuado, normalmente entre 18 y 22mm.

 

Dado que el crecimiento folicular suele ser asincrónico, el protocolo casi siempre implica el uso de un antagonista que el médico indicará en el momento más adecuado de estimulación.

 

Gracias a este fármaco se conseguirá que algunos folículos alcancen el tamaño adecuado, evitando que los de mayor tamaño ovulen.

 

¿Qué sucede el día de la extracción de los ovocitos?

 

Cuando la paciente haya madurado un número suficiente de folículos, recuerde que la cantidad y calidad de los folículos siempre depende de varios factores, el principal es la edad de la mujer, el médico decidirá organizar la punción ovárica.

 

El día de la obtención de los ovocitos la paciente deberá acudir a la clínica en ayuna desde la noche anterior.

 

La mayoría de centros de PMA realizan la punción ovárica con una ligera sedación, de esta forma la paciente no sentirá ningún dolor y para el médico será más fácil proceder con la punción de los ovarios.

 

La punción consiste en introducir una aguja dentro del útero guiada por ecografía.

 

A través de la aguja, el médico aspirará el líquido de cada folículo, en cuyo interior se encuentran los ovocitos. Cada folículo contiene un ovocito, pero siempre hay que tener en cuenta la posibilidad de que algunos folículos estén vacíos. Es importante subrayar esta posibilidad porque muchas veces lo visto en la última ecografía no se corresponde con lo obtenido durante la intervención.

 

Una vez aspirado el líquido de todos los folículos, el embriólogo procede a analizarlo e indicará el número de ovocitos extraídos y, posteriormente, aquellos que están maduros y por tanto aptos para la fecundación.

 

La punción dura aproximadamente de 10 a 15 minutos. Una vez finalizada la cirugía, la paciente se despertará y será trasladada a una sala de espera, donde podrá recuperarse por completo antes de abandonar el centro.

 

El principal consejo, a la hora de realizar una punción ovárica, es acudir siempre a la clínica acompañada de alguien, para no tener que ponerse al volante inmediatamente después de la operación (si no puedes ir acompañada, es recomendable coger un taxi).

 

En este punto, los biólogos, en el laboratorio, pelarán los ovocitos y fecundarán los maduros (con la muestra de esperma de la pareja o de una donante previamente analizada). El día de la punción se denomina día 0.

 

En el los siguientes artículos hablaremos de la segunda fase del tratamiento, la que va desde el desarrollo embrionario, en el laboratorio, hasta la transferencia.

 

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo y difundir así  informaciones útiles en materia de Procreación Medicalmente Asistida.  

 

Sígueme en  Instagram

Angela Arlotta

arlotta.angela@gmail.com

Soy especialista en Atención al Paciente. Este Blog es mi proyecto más personal y visionario desde donde pongo al alcance de todos mis seguidores, con mucho rigor científico, mis conocimientos y experiencia en la atención de miles de pacientes de fertilidad durante más de 12 años. Mi misión es ser de ayuda práctica para los pacientes y también un importante apoyo emocional.

No Comments
Leave a Comment:

×