Tasas de embarazo en los centros PMA, a confrontar.

Tasas de embarazo en los centros de PMA

Comparar las tasas de embarazo es a menudo engañoso.

 

Cuando comparamos las tasas de embarazo en los centros de reproducción asistida (RHA), vemos cómo varían de uno a otro, en mayor o menor medida. Comparar suele ser engañoso. Hay que considerar varios factores que no siempre se tienen en cuenta al elaborar las estadísticas.

 

Sin embargo, a menudo pensamos que las tasas de embarazo en los centros de PMA se deben a la profesionalidad de los médicos y embriólogos. Y en parte es así. Saber cómo manejar cada tipo de paciente, encontrar el tratamiento adecuado, identificar las causas de la infertilidad y encontrar la solución correcta, es sin duda sinónimo de excelencia. Pero no debemos confundir la excelencia de los médicos con las tasas de éxito de una clínica.

 

5 factores que contribuyen a las tasas de embarazo en un centro de PMA

 

Generalmente, las estadísticas con las tasas de embarazo se basan en la edad y el tipo de tratamiento. Debido a que muchos centros de PMA no discriminan al respecto, veamos los factores que hacen la diferencia en las tasas de éxito de un centro de fertilidad.

 

  • Historial clínico del paciente

 

Cada paciente tiene su propia historia clínica. Cuando hablamos de historial clínico nos referimos a toda la información que tenemos sobre el paciente. Estado de salud, antecedentes familiares, posibles enfermedades y calidad de los gametos. Naturalmente, los centros de PMA aceptan pacientes, independientemente de su historial clínico. Pero una buena parte de la tasa de éxito depende precisamente de tenerlos en cuenta.

 

Tomemos un ejemplo: el centro A y el centro B reciben dos pacientes de 42 años y deciden proceder con un intento de Fecundación Homóloga. Las pacientes, de hecho, tienen la misma AMH de 1.5 e igual conteo de folículos antrales. El resultado debería ser el mismo. Pero si la paciente del centro B también tiene un problema de endometriosis, sus posibilidades de éxito serán más bajas.

 

Si además de esto, la pareja de la paciente del centro A presenta una normospermia y la pareja de la paciente del centro B, en cambio, sufre de oligoastenospermia, vemos que sus posibilidades de éxito se distancian cada vez más. Sin embargo, ni la endometriosis ni la calidad del esperma se tendrán en cuenta en las estadísticas de los dos centros.

 

  • Número de ciclos del centro de PMA

 

Ciertamente, el número de ciclos que realiza cada clínica y el tipo de paciente tratado influye en las tasas anuales. Si la clínica A realiza 200 ciclos al año y la clínica B 350, el rango de referencia en el que oscilan los valores de la clínica B es mucho más estrecho. La clínica B habrá tenido que enfrentar muchos más casos, si entre ellos encontramos aquellos presentados en el punto anterior, sus tasas son irremediablemente más bajas..

 

  • Número de embriones transferidos

 

En muchos países, las leyes sobre la Procreación Asistida limitan a 3 el número de embriones que pueden ser transferidos. En otros, es posible transferir más. Claro está, al evaluar los datos de los centros de PMA de un mismo país, la posibilidad de transferir de 1 a 3 embriones cambia las tasas de embarazo.


Si el centro A transfiere 2 embriones en estado de blastocisto y el centro B solo 1, el centro A tiene un 5% más de tasas de embarazo. Un porcentaje que además aumenta las posibilidades de un embarazo gemelar en un 30%. Por este motivo, la tasa de gestación única es el principal parámetro de buena práctica clínica de un centro.

 

  • Embarazo clínico

 

Otro factor que marca la diferencia en las tasas de embarazo comparadas entre las distintas clínicas es el tipo de embarazo. Si el centro A publica sus tasas de embarazo sobre el resultado de Bhcg positivo y el centro B se basa en el embarazo clínico (aquella que reporta los datos con ecografía y latido cardíaco), vemos que este dato influye de manera exponencial en las tasas de los dos centros.

 

De hecho, entre el valor positivo de Bhcg y el embarazo clínico hay una casística de embarazos bioquímicos (aquellos con un inicial anidamiento del embrión que no continúa en su desarrollo) no indiferente..

 

  • Técnicas empleadas

 

Cuando hablamos de técnicas nos referimos, entre otras, al Diagnóstico Genético Preimplantacional. Las tasas de embarazo al transferir un embrión genéticamente sano son mucho más altas. Si el centro A realiza más tratamientos de Donación de Óvulos con Diagnóstico Genético Preimplantacional, sus tasas serán mucho más altas que el centro B que lo utiliza de manera esporádica.

 

Los motivos que hacen la diferencia son principalmente dos: la técnica de Diagnóstico preimplantacional reduce el número de transferencias y aumenta el traslado de embriones sanos de manera proporcional.

 

¿Cómo elegir el mejor centro de fertilidad?

 

Ciertamente, las tasas de embarazo de un centro de PMA dependen de muchos factores aleatorios. Esto nos demuestra que conocer las estadísticas es importante, pero no siempre es el único dato de comparación.


Personalmente, después de muchos años de experiencia, siento que debo agregar dos elementos, humanidad y empatía, que no aparecen en ninguna estadística, pero que marcan la diferencia en el acompañamiento del paciente en este camino. Una diferencia que quizás no afectará los números, pero que seguramente permitirá al paciente enfrentarlo todo con más serenidad.


Mi consejo siempre es confiar en tu instinto. Tener a alguien al otro lado que sepa escuchar, aconsejar y sobre todo dar indicaciones, puede ayudar a marcar la diferencia. A pesar de ser un camino difícil, la búsqueda del embarazo en la PMA puede convertirse simplemente en una nueva aventura llena de momentos.

 

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo para promover la difusión de información útil en materia de Procreación Médicamente Asistida

 

Sígueme en Instagram

 

Alvaro Betancourt

alv_bet@hotmail.com

No Comments
Leave a Comment:

×