Sangrado de implantación, ¿cómo se puede reconocer?

Sangrado de implantación, como se reconoce

¿Sabes qué es el manchado de implantación y cómo se reconoce?

 

Si nos hemos sometido a un tratamiento de PMA y estamos en la betaespera, es posible que notemos un sangrado, más o menos consistente. Se llama «sangrado de implantación» y es mucho más común de lo que pensamos

 

¿Cuándo aparecen las manchas de implantación?

 

En un ciclo natural el embrión llega al útero aproximadamente 5 o 6 días después de la fecundación en las trompas de Falopio. Por este motivo en la fecundación asistida se recomienda realizar la transferencia al 5º día de desarrollo embrionario. De esta manera intentamos reflejar lo que ocurre en embarazo natural.

 

Dicho esto, tanto en un embarazo natural como en un tratamiento de PMA, el sangrado de implantación puede aparecer alrededor de los 12 días después de la fecundación. Esto hace que se pueda confundir con menstruación.


¿Por qué aparece el sangrado de implantación?

 

Una de cada tres mujeres presenta sangrado de implantación durante el embarazo, que se solucionan con pequeñas precauciones y no comprometen en modo alguno la continuación de la gestación.

 

Entre las diversas causas de estos manchados podemos enumerar:

 

    • sensibilidad uterina, que puede provocar la rotura de los vasos sanguíneos de la superficie, provocada por el contacto del embrión con el endometrio.

 

    • coágulos de sangre que permanecieron en la cavidad uterina durante la menstruación anterior.

 

    • sensibilización del cuello uterino, provocada por cambios hormonales inherentes al embarazo.

 

¿Cómo los distinguimos de la menstruación?

 

Cuando hablamos de sangrado de implantación nos referimos a un fenómeno que dura unos días, 3-4 como máximo y simplemente acaba con un buen susto.

 

Mientras que las manchas del ciclo menstrual son de color rojo y la sangre es líquida, las manchas que se producen después de una transferencia son de color marrón oscuro (a veces incluso rosadas, si estás tomando progesterona por vía vaginal) y mucho más consistentes.

 

Las manchas de la regla continúan hasta que llegue el ciclo menstrual, el sangrado de implantación suele detenerse al cabo de unos días. En ocasiones no son necesarias precauciones, aunque siempre es aconsejable observar reposo absoluto, beber mucha agua. 

 

Según el caso, el médico puede aconsejar también de aumentar las dosis de progesterona, o suspender la toma de anticoagulante.

¡Importante!

Nunca debes actuar por iniciativa propia, siempre que aparezca un pequeño sangrado debes contactar con el centro de PMA o con tu ginecólogo y seguir las instrucciones.

 

¿Cómo puedes estar segura de que se trata de manchas de implantación y no de menstruación?

 

Dado que los pequeños sangrados se producen aproximadamente una semana después de la transferencia embrionaria, si observando el reposo vemos que disminuyen o desaparecen, entonces se puede esperar para realizar la prueba de embarazo sobre el día 12 o 14 después de la transferencia. De hecho, hacerse antes una prueba de embarazo podría dar como resultado un falso negativo.

 

Siempre es conveniente realizar una prueba de embarazo en sangre para ver el valor de la hormona Hcg, de esta forma también se puede ver el avanzado estado de implantación del embrión. Si el bhcg es superior a 100 entonces ya puedes estar tranquila.

Anécdota

Quiero escribir esta anécdota sobre el sangrado de implantación antes de la prueba de embarazo. Hace unos 5 o 6 años, una paciente me escribió que tenía manchas de color rojo. Según mi experiencia, me preocupé inmediatamente, pero no lo demostré. Le dije que se quedara tranquila, que descansara completamente y que bebiera mucha agua, estaba tomando adiro y entonces le dijimos que lo dejara. Hablábamos cada media hora. A veces tenía manchas, a veces no. Durante todo un día.

 

Cuando llegó la noche, después de unas horas sin manchar, me dijo: sabes Ángela, no sé si he perdido a mi bebé o no, lo que sé es que mi miedo ya ha desaparecido y que estoy lista para afrontar la prueba de embarazo.

 

A veces no hace falta mucho, el coraje está ahí, ¡solo hay que saber esperar a que nos llegue!

 

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo para promover la difusión de información útil en materia de Procreación Médicamente Asistida.

 

Sígueme en  Instagram

 

 

Angela Arlotta

arlotta.angela@gmail.com

Soy especialista en Atención al Paciente. Este Blog es mi proyecto más personal y visionario desde donde pongo al alcance de todos mis seguidores, con mucho rigor científico, mis conocimientos y experiencia en la atención de miles de pacientes de fertilidad durante más de 12 años. Mi misión es ser de ayuda práctica para los pacientes y también un importante apoyo emocional.

No Comments
Leave a Comment:

×