¿Qué es la esterilidad de origen desconocido?

esterilidad de origen desconocido

La esterilidad de origen desconocido es enfrentada cada año por cientos de miles de parejas en todo el mundo.

 

Sabemos que la falta de concepción después de un año de relaciones sexuales sin protección puede considerarse un problema de fertilidad. Pero un diagnóstico aún más frustrante puede ser el de «esterilidad de origen desconocido», cuando no se identifica una causa evidente después de tres años de intentos. En este artículo hablaré sobre las posibles causas, diagnóstico y tratamientos que pueden realizarse.

Las posibles causas de la esterilidad de origen desconocido.

Se calcula que cerca del 17,5% de los adultos en el mundo son estériles, por diversas causas, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero la esterilidad «sin causa» deja perplejos tanto a los pacientes como a los médicos. Según otras estadísticas, el 10-15% de las parejas presenta este tipo de infertilidad. Sin un origen evidente, existen varias teorías sobre las posibles causas:

 

1- Ovulación: incluso si la ovulación es regular, pueden existir desequilibrios hormonales sutiles.

 

2- Calidad del esperma: aunque el número y la movilidad de los espermatozoides estén dentro de la normalidad, es posible que no tengan la capacidad de fecundar el óvulo.

 

3- Endometriosis silenciosa: la endometriosis puede ser asintomática, pero puede afectar a la fertilidad dañando los órganos reproductivos internos, consumiendo tejido ovárico y disminuyendo la reserva ovárica femenina.

 

4- Trompas de Falopio disfuncionales: las trompas de Falopio dañadas de manera imperceptible dificultan la concepción.

 

5- Factores inmunológicos: según algunas investigaciones, el sistema inmunológico de la mujer puede atacar los espermatozoides o los embriones, impidiendo la implantación.

 

6- Factores ambientales y de estilo de vida: la contaminación, el estrés crónico, el consumo de alcohol y tabaco y/o la obesidad pueden condicionar la fertilidad sin ser detectados.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de esterilidad desconocida se realiza después de descartar todas las posibles causas que interfieren en la capacidad de concepción. Los exámenes básicos que se solicitan para estudiar las posibles causas de la esterilidad incluyen:

 

1- Anamnesis, es un elemento esencial para el diagnóstico, ya que es posible encontrar las causas en los antecedentes de la pareja.

 

2- Pruebas hormonales, los niveles hormonales se evaluarán a través de análisis de sangre de ambos miembros de la pareja para determinar si hay desequilibrios o problemas de ovulación.

 

3- Análisis de esperma, se evaluará la calidad del esperma con el recuento de espermatozoides, la movilidad y la morfología de los mismos.

 

4- Exploración física, mediante ecografía, histerosalpingografía, histeroscopia para detectar la posible presencia de miomas, pólipos o malformaciones de las trompad de Falopio.

 

5- Biopsia endometrial: para evaluar el estado del endometrio y excluir problemas como la endometriosis.

 

6- Laparoscopia: puede indicarse para evaluaciones adicionales cuando hay sospecha de endometriosis u otros problemas abdominales.

 

7- Pruebas genéticas y autoinmunes: en algunos casos, pueden realizarse pruebas genéticas y autoinmunes para identificar posibles factores subyacentes.

¿Cómo tratar la esterilidad de origen desconocido?

Una vez realizado el diagnóstico, los especialistas evalúan cómo superar el problema recurriendo, si es necesario, a tratamientos de fertilización asistida:

 

1- Fecundación in vitro (FIV): la FIV es una opción efectiva para muchas parejas con problemas de concepción. El encuentro entre el óvulo y el espermatozoide ocurre fuera del cuerpo y los embriones se implantan directamente en el útero.

 

2- Inseminación artificial: la inseminación intrauterina (IUI) se recomienda frecuentemente como primera opción. La fecundación ocurre de manera natural en las trompas de Falopio, después de que los espermatozoides se han insertado directamente en el útero.

 

3- Tratamientos para resolver problemas hormonales: hay medicamentos disponibles para regular y mejorar las posibilidades de concepción si se detectan desequilibrios hormonales.

 

4- Cirugía: puede ser necesaria una intervención quirúrgica para corregir problemas estructurales, como la endometriosis o la obstrucción de las trompas de Falopio.

 

5- Cambios en el estilo de vida: un estilo de vida más saludable, con una dieta equilibrada, ejercicio regular y la eliminación de factores de riesgo como fumar y beber alcohol, puede mejorar las posibilidades de concepción.

 

La esterilidad de origen desconocido es un trauma para las parejas que desean tener hijos, ya que parece imposible encontrar una solución. Pero no hay que desanimarse. Las técnicas de PMA funcionan y la tasa de éxito es realmente muy alta.

 

Es importante acudir siempre a médicos especialistas en fertilidad, que considerando todas las opciones disponibles, puedan encontrar la causa real de la esterilidad. La paciencia, el apoyo mutuo y una adecuada información pueden ser fundamentales en el camino hacia la paternidad.

 

 

Si crees que este artículo pueda ser de ayuda, te invito a compartirlo y difundir así informaciones útiles en materia de Procreación Medicalmente Asistida.

 

Sígueme en Instagram

 

Angela Arlotta

arlotta.angela@gmail.com

Soy especialista en Atención al Paciente. Este Blog es mi proyecto más personal y visionario desde donde pongo al alcance de todos mis seguidores, con mucho rigor científico, mis conocimientos y experiencia en la atención de miles de pacientes de fertilidad durante más de 12 años. Mi misión es ser de ayuda práctica para los pacientes y también un importante apoyo emocional.

No Comments
Leave a Comment:

×